Consejos uñas comidas

Hoy vamos a contar varios trucos para que os dejéis de comer las uñas.
A partir de hoy te recomiendo que empieces a fijarte en las manos de otras personas, sean hombres o mujeres. Cada vez que te fijes, observa bien el movimiento de sus manos y observa sus uñas, piensa realmente en tu mente la sensación que tienes.
Analízalas en tu mente y saca tus propias conclusiones.

  • Uñas cortas, limpias, sencillas…
  • Uñas desiguales, sucias, pieles secas…
  • Uñas cortas, maquilladas en color…
  • Hombre con uñas comidas…
  • Mujer con uñas comidas, heridas, cutículas hinchadas…

Has de saber que lo mismo le pasa a otras personas cuando miran tus manos.

Plan para dejar de comerse las uñas
Hazte una foto a las manos y pon la fecha. Cada semana realiza una manicura; puedes acudir a un centro especializado o bien hacerlo tú misma. Después debes hacer otra foto, y así cada semana, para poder observar la evolución. Si no sabes hacerte una manicura y te gustaría aprender, nosotros te enseñamos. Infórmate sobre nuestros “Cursos de Automanicura” y aprende divirtiéndote.

Analiza cual es el momento en el que más te comes las uñas. Si no sabes cuándo es, pregunta a la gente con la que estás, ya que ellos seguro que se han fijado.
Mucha gente se las come cuando ve la televisión, si es así te recomiendo que dejes unos guantes de algodón en el sitio donde te sientas. Es un buen momento para hidratar las uñas y cutículas y ponernos los guantes.

Te recomendamos nuestro aceite hidratante Phenomen Oil.
Puedes encontrarlo en nuestra tienda.
Modo de uso: Aplicar todos los días en la zona de la cutícula y masajear en círculos desde la cutícula al borde libre. Con una gota es suficiente para 4 o 5 uñas. No es necesario más cantidad de producto, lo importante es hacerlo todos los días.

Pon color a las uñas, esto también ayuda.
Si crees que con estos pequeños trucos no eres capaz de dejar de morderte las uñas, disponemos de un tratamiento específico para esto… “Nibble No More”: Extracto amargo de cactus. Es un tratamiento que se aplica todos los días en las uñas; el amargo extracto de cactus que contiene pone fin al hábito de morderse las uñas. Lo podrás encontrar en nuestra tienda.

Te recuerdo que tocamos todo con las uñas, te voy aponer unos ejemplos:
- En el autobús te agarras en zonas que ha tocado mucha gente, luego las llevas a tu boca.
- Monedas; piensa que van de mano en mano, luego las llevas a tu boca.
Cuando vayas a meter la mano en boca, piensa en todo lo que has tocado antes, e intenta evitarlo.

 

Solución para uñas deformadas

Si llega el momento de lucir tus pies, en la piscina, en la playa… y quieres ponerte esas sandalias maravillosas que te encantan pero que nunca puedes comprar porque tus uñas tienen problemas….

Aquí tienes la solución…
Ahora puedes lucir tus pies con sandalias, si tienes problemas de uñas deformadas, te buscamos solución.
Observa el antes y el después.

 

 

 

 

 

Hay veces que las uñas están enfermas, son algunos de los principales problemas que nos encontramos en las uñas: Uñas deformadas de nacimiento, uñas engrosadas, uñas con hongos, uñas encarnadas… las causas pueden ser varias.
En este caso lo que hacemos es cortar la uña, sanearla, y poner una uña de porcelana. De este modo no tendrás ningún problema para lucir tus pies, es más… ¡Lo estarás deseando!
Además, así saneamos las uñas que están con tanta piel, rebajamos el grosor, e hidratamos, ya que después de todo el invierno están las uñas asfixiadas.

Si tenemos hongos en los pies
Para combatir los hongos es necesario llevar un tratamiento. Para ello contamos con ANTIFUNGAL de Jessica, producto eficaz 100 por 100, y fácil de usar, incluso llevando las uñas con esmalte, gel o porcelana.

En el caso de uñas engrosadas
Cuando hay un engrosamiento de las uñas, es muy beneficioso limar para adelgazar la uña y dejarla de un grosor adecuado. Pulirla para que quede lisa, nutrir e hidratar, y de este modo quitamos presión en los laterales.
Debemos tener en cuenta que las uñas están asfixiadas durante el invierno, zapatos apretados, medias…nos olvidamos de ellas en invierno.
Se acumula humedad, pieles muertas, las solemos dejar más largas… Las pobres uñas necesitan un respiro.
Para las uñas que se clavan, lo más importante es la prevención, cortarlas adecuadamente, ya que la mayoría de las veces los cortes están mal hechos.