Las uñas

Las manos son nuestra tarjeta de presentación y las uñas, parte fundamental de su belleza.
La uña es una producción epidérmica, translucida, de superficie suave y brillante, plástica y flexible que recubre la capa dorsal del dedo en la tercera falange.

La uña tiene tres funciones básicas:

- Da protección en las yemas de los dedos.
- Da refuerzo, aporta resistencia en el momento de intentar coger objetos.
- Da precisión para realizar labores con precisión.

La salud de las uñas es un fiel reflejo de la salud de la persona en general.
Las uñas, como el resto de la piel, sufre agresiones externas y requieren un especial cuidado para que presenten buen aspecto. Su salud es, además de una cuestión de estética, una cuestión médica, pues las uñas tienen la función de proteger las yemas de los dedos de manos y pies.
Las alteraciones que afectan a la lámina ungueal pueden alterar la configuración de la uña, modificar su superficie o provocar un cambio del color.

Cuando una persona empieza a notar que sus uñas se secan, se abren a capas, se rompen… puede ser debido a varias causas. La alimentación, el estrés, cambios hormonales, todo esto puede influir en estos problemas de uñas.
Por lo tanto para mejorar estos problemas deberíamos empezar por una dieta equilibrada, que incluya vitaminas y minerales que necesitan las uñas, la piel y también el resto de órganos y estructura que forman parte de nuestro cuerpo.
Deberíamos saber que las uñas deben estar protegidas, ya que tocamos todo con ellas y constantemente las maltratamos.
Por ejemplo, si una uña está abierta a capas debe estar protegida ya que en estas capas entra agua, polvo, grasa… y es imposible que éstas se recuperen. Debemos proteger las uñas, aplicando una base de manera correcta, así dejaremos las uñas como envasadas al vacío y perfectamente protegidas, dando solución a los distintos problemas a los que se pueden enfrentar las uñas.

Vamos a poner un ejemplo para que lo entendáis mejor:
Tenemos una madera seca, le cae agua, polvo, grasa, etc… Ésta acaba hinchada, deshojada, la doblas y se parte si tiene humedad continua, acaba podrida…
Si cogemos la madera y la limpiamos, hidratamos, barnizamos con productos especiales, esta madera la recuperaremos.
Esto mismo podemos trasladarlo a nuestras uñas, por eso debemos cuidarlas con especial atención.

Deja un comentario