Nuestros pies: hiperdrosis y malos olores, prevención.

Las alteraciones como la hiperhidrosis (exceso de la secreción de sudor al localizarlo en determinadas regiones de la piel principalmente en los pies y en las manos) y el tratamiento de los malos olores de pies es el tema que trataremos hoy.

Los pies tienen un gran número de glándulas sudoríparas en su planta, por lo que es común que suden.

El exceso de sudor está provocado por una falta de ventilación que favorece su descomposición y la aparición de malos olores.

El cuidado más importante en estos casos es una correcta higiene diaria de los pies, así como la utilización de calcetines de hilo o algodón, y zapato adecuado.

 

Influencia del calzado:
El sudor procedente del pie queda dificultado por el calcetín, medias y calzado, esto hace que el pie esté en constante humedad y calor; por lo que favorece el crecimiento de gran cantidad de microorganismos.

Además, aunque se lleve una higiene de las prendas quedan bacterias residuales. Estas bacterias descomponen el sudor, siendo responsables del mal olor. Por lo tanto el calzado que utilicemos debe favorecer la ventilación del pie.

Los materiales artificiales son impermeables al sudor y contribuyen a la humedad, calor y por lo tanto al sudor.

La acumulación del sudor en el calzado tiene efecto directo sobre las acciones mecánicas del pie (facilita la aparición de lesiones). También tiene efectos en el crecimiento de microbios en el pie y el calzado.

Aquellas personas que tienen un trabajo estático con muchas horas de pie, deben tener un soporte en el pie en forma de arco plantar, para evitar la adquisición de pies planos.

La forma de calzado debe estar perfectamente ajustada, los dedos deben moverse dentro del zapato para evitar deformaciones y lesiones en el pie. Debe tener una elevación de 2 o 3 cm, siempre buscando la comodidad para el usuario.

El zapato debe adaptarse al pie de cada uno.

Es muy importante el material del calzado (hay en el mercado zapatos de piel a buenos precios, merece la pena.) A veces el olor de pies es debido a los zapatos y no al sudor.

Un factor importante es cuidar la humedad en los pies, ya que la humedad y la presión forman un dúo importante a la hora de favorecer la aparición de hongos en las uñas.

Y para finalizar un consejo. Siempre mantener cuidados nuestros pies, y nada mejor para ello que la crema Intense.

Deja un comentario