Problemas manchas seniles en las manos

Las manchas seniles son una manifestación del envejecimiento cutáneo. El melanocito es la célula epidermomica que sintetiza la melanina, un pigmento natural responsable de dar color a la piel, ojos y cabello que ejerce un importante efecto protector contra los rayos solares. Se origina por una sobrecarga de melanina localizada en la epidermis, debido a una adaptación menos flexible del metabolismo melánico en el proceso de envejecimiento cutáneo.
Son fácilmente detectables y comunes después de los 40 años y ocurren más a menudo en áreas que han tenido mayor exposición al sol pues se manifiestan como pequeñas manchas o máculas amarillo parduscas, planas, marrón-negro, que crecen poco a poco en tamaño y número, acentuando su color. Su zona de aparición más frecuente es en el dorso de las manos, muñecas, cara y escote.

El mejor tratamiento que podemos aplicar es el preventivo, por lo tanto debemos disminuir el tiempo de exposición al sol y protegernos siempre con fotoprotectores solares.
En ambos casos, el objetivo del tratamiento será disimular las manchas que ya hay establecidas y evitar en la medida de lo posible que se formen más.

Tratamiento: aplicar cosméticos despigmentantes a través de un masaje manual, aplicar guantes de calor para favorecer su penetración. Se puede utilizar aparatología; la luz pulsada es una buena opción para atenuarlas o hacerlas desaparecer.
Para potenciar el tratamiento aplicaremos una mascarilla blanqueadora y reestructurante de la piel.
Crema hidratante y regeneradora seguida por una crema con protección solar total.
Este tratamiento es recomendable hacerlo en un salón por una experta profesional especializado en manos.
En casa se debe seguir un tratamiento con cremas despigmentantes. Aplicar crema hidratante con factor solar ya que el mejor tratamiento preventivo es la protección solar todos los días.
Este tratamiento se hará 2 veces por semana y se irá espaciando poco a poco. Se harán un mínimo de 20 sesiones.

En estos tratamientos cosméticos se pude utilizar preparados blanqueadores, exfoliantes y despigmentantes.
La eliminación de células muertas, la oxigenación de la piel, la rehidratación, el afinamiento de las arrugas y la luminosidad aportan un efecto luminoso, más joven y saludable a la piel.
Ayudaremos mucho con una buena alimentación rica en vitaminas, oligoelementos, clorofila y sales minerales.

 

Deja un comentario